Presencia Global

Plataforma Disponible 24/7

+56 2 2405 4555

evalart@evalart.com

Beneficios de la capacitación y el desarrollo del talento humano.

Share with:


Sin duda, las personas son un elemento esencial en cada organización. Por lo tanto, es importante que las empresas se esfuercen por brindar capacitación continua, desarrollo y apoyo en los objetivos profesionales de sus empleados. Una de las funciones más importantes de Recursos Humanos es planificar el desarrollo del talento y estrategias de formación.

Invertir tiempo y esfuerzo en el desarrollo y empoderamiento de los empleados es una forma efectiva de mejorar su fuerza laboral. Para hacerlo, es necesario enfocarse en ciertas habilidades específicas y definir claramente qué áreas deben ser enseñadas. Esto es beneficioso tanto para la organización como para los empleados, ya que el desarrollo del conocimiento beneficia a ambos. Además, apoyar y motivar a los empleados puede mejorar su compromiso con su trabajo y la organización. En esta publicación, discutimos el desarrollo de talentos, sus beneficios y las mejores prácticas a seguir.

¿Qué es la capacitación del talento humano?

La capacitación incide directamente en el desarrollo del talento en una organización. Puede ser capacitación técnica para actualizar habilidades laborales específicas, o capacitación en habilidades «blandas» como la comunicación y la resolución de problemas. La capacitación es una estrategia de recursos humanos que permite a los empleados aprender herramientas y desarrollar habilidades y conocimientos para avanzar en sus objetivos profesionales y personales. Además, la capacitación aumenta las oportunidades de crecimiento organizacional y alienta a los empleados a alcanzar su máximo potencial.

Beneficios de la capacitación y desarrollo del talento humano

Hay muchas ventajas al realizar esta función de manera estratégica y dinámica, aquí cubrimos las siguientes:

Beneficios para las organizaciones:

  • Conocimientos avanzados en todos los niveles de empleo.
  • Mejora la moral de los empleados.
  • Aumenta el compromiso de los empleados con los objetivos de la organización.
  • Mejora la relación entre superior y subordinado.
  • Facilita la comprensión y adopción de políticas.
  • Fomenta el desarrollo promoviendo la promoción.

Beneficios para los empleados:

  • Mejora la capacidad de resolución de conflictos.
  • Aumenta la autoconciencia, la autoestima y el desarrollo.
  • Desarrolla líderes y mejorar las habilidades de comunicación.
  • Mayor satisfacción laboral.
  • Permite alcanzar metas personales.
  • Disminuye el miedo a la incompetencia personal.

Beneficios para las relaciones interpersonales, internas y externas y adopción de políticas:

  • Aumenta la comunicación y retroalimentación entre colaboradores y grupos de trabajo.
  • Asistencia en la orientación de un nuevo empleado.
  • Proporcionar información sobre la normativa oficial.
  • Hace que las políticas organizacionales funcionen.
  • Proporciona un buen ambiente de aprendizaje.
  • Transforma la empresa en un mejor clima laboral.

La capacitación y el desarrollo del talento humano.

Es evidente que el cultivo de talento y el desarrollo continuo han generado un gran valor de renovación para la organización, lo que refleja la ventaja competitiva de la empresa. Sin embargo, es importante recordar que las empresas son solo tan buenas como las personas que las forman. Por lo tanto, es necesario un proceso integral que comience con la contratación de personas adecuadas y, si se hace correctamente, se traduzca en objetivos, compromiso y desarrollo. Este proceso también puede mejorar la imagen de la organización.

Para llevar a cabo este proceso de manera efectiva, es necesario que la organización considere el cultivo de talento y el desarrollo continuo como prioridades estratégicas y que los gerentes establezcan y mantengan mecanismos de rendición de cuentas para estos recursos en áreas específicas. El papel de Recursos Humanos en este proceso es mirar hacia el futuro de la organización y sus necesidades de talento y trabajar con los líderes para asegurar que se tomen las medidas necesarias. Aunque no es fácil, esto tiene beneficios a largo plazo para la organización y sus empleados.

Plan de desarrollo del talento humano.

Es cierto que implementar un plan de desarrollo personal en una empresa puede mejorar su competitividad y cohesión interna. Para lograr este objetivo, es esencial seguir todas las fases del plan de desarrollo de manera efectiva.

  1. Planificación.

La gestión de los recursos humanos en la empresa debe planificarse de acuerdo con un calendario determinado. Es la única forma de coordinar los recursos humanos disponibles, los objetivos corporativos y las iniciativas para promover el desarrollo humano en la organización. Al final del día, se trata de determinar el rumbo a seguir.

  1. Análisis de los equipos humanos.

El segundo paso está estrechamente relacionado con el primero e implica un análisis detallado de las propiedades de plantilla disponibles. Esto es fundamental para comprender el punto de partida y orientar las acciones más recomendadas en función de los objetivos de la empresa.

  1. Evaluación del rendimiento.

Es necesario evaluar el desempeño de los empleados para comprobar si están alcanzando el nivel óptimo de desarrollo profesional y por tanto si necesitan un plan de desarrollo del talento, si ya lo están, para comprobar si está dando los resultados deseados.

  1. Formación.

El desarrollo continuo del talento requiere implementar las mejores actividades de formación para cada empleado o proyecto. A menudo, los empleados se dan cuenta de que los propios trabajadores tienen poca educación.

  1. Reclutamiento.

En algunos casos, lograr los objetivos del programa requerirá talento que actualmente no está disponible para la empresa que se fusiona. En este caso, es práctico vincular los criterios de selección de talentos con el plan de desarrollo de talentos.

En Evalart contamos con diferentes pruebas utilizadas para mejorar procesos de reclutamiento, presentes en el catálogo de pruebas.

Como se puede apreciar, la formación y desarrollo del talento no solo promueve la motivación, el compromiso y la satisfacción de los empleados, sino que también promueve un desarrollo profesional atractivo y contribuye al logro y avance de los objetivos organizacionales.