Presencia Global

Plataforma Disponible 24/7

+56 2 2405 4555

evalart@evalart.com

Importancia del clima laboral
[miniorange_social_sharing theme="default"]

Aparte del campo de trabajo en sí, un factor que influye significativamente en cómo se sienten los empleados en el trabajo es el clima laboral; es decir, todos los elementos que conforman el ambiente en el que el empleado desempeña sus actividades.

En términos sencillos, el clima laboral es el entorno en el que los trabajadores se desenvuelven. Algunos de los elementos que conforman el clima laboral son obvios, como el color de las paredes y la iluminación, pero otros son más abstractos, como la cultura de la empresa, la relación con los compañeros y los supervisores, etc. 

Tipos de climas laborales

Realista. Un clima realista promueve la actividad física y trabajar con las manos. Entre los empleos que suelen tener este tipo de entorno se encuentran los de ingeniería, construcción y mantenimiento.

Convencional. Un clima convencional es estructurado y organizado, e incluye actividades sistemáticas. Este tipo de entorno se caracteriza por la rutina, la estabilidad y las normas y procedimientos bien definidos. 

Empresarial. Un clima empresarial se centra en la consecución de objetivos organizativos y financieros y suele incluir actividades como la persuasión, la gestión y las ventas. Este entorno se caracteriza por la competencia, los logros, el poder, el dinero y la competencia y puede incluir actividades como las ventas y la gestión.

Artístico. El clima artístico es poco sistemático y hace hincapié en la libertad de expresión, la creatividad, la estética, la imaginación y la originalidad. Este entorno de trabajo puede incluir producciones teatrales, trabajos de diseño, escritura y creación de arte. 

Social. El clima social se centra en las personas e implica actividades que giran en torno a la enseñanza y la orientación de las personas. 

Elementos importantes en el clima laboral

Espacio de trabajo

Una parte importante de lo que constituye el clima laboral es el espacio físico donde los empleados desempeñan sus actividades. Es importante tomar en cuenta aspectos como la ubicación y el estado del lugar. Además, las condiciones dentro del lugar de trabajo también forman parte del entorno; esto incluye aspectos básicos como la iluminación, la temperatura, el color de las paredes, la seguridad y el orden y mantenimiento. 

Interacciones sociales

Además de las condiciones del espacio físico, el entorno social es importante, incluyendo las interacciones con los compañeros, los directivos y otros miembros del personal. Aspectos como el nivel de colaboración, la disposición a trabajar en equipo, la inclusión y la amabilidad constituyen una parte importante del clima laboral.

Apoyo y reconocimiento

El nivel de apoyo que los empleados reciben de la dirección y de sus compañeros es un factor importante que influye directamente en su clima laboral. Esto incluye si reciben la formación y el desarrollo adecuados para desempeñar su función al nivel correcto, si sienten que pueden plantear sus preocupaciones a sus supervisores y que estas son escuchadas y atendidas, y si su contribución es reconocida.

Importancia del clima laboral

Cultivar un entorno saludable produce resultados positivos que impulsan el éxito de la empresa. Los empleados que aman su trabajo y llevan una buena relación con sus compañeros son más propensos a hacer todo lo que puedan para ayudar a la empresa a prosperar. Una cultura positiva en el lugar de trabajo afirma el valor, la dignidad y la valía de cada empleado, lo que beneficia al individuo y a la empresa.

¿Cómo mejorar el clima laboral?

A la hora de evaluar el clima laboral hay que tener en cuenta muchos factores diferentes; partiendo de temas sencillos como la decoración, hasta llegar a temas más complejos como la cultura de la empresa y el trabajo en equipo. A continuación, recopilamos algunos factores a tomar en cuenta que podrían ser beneficiosos para lograr un clima laboral saludable. 

Mejorar el lugar de trabajo. Aspectos sencillos como los colores, la decoración y la iluminación influyen en nuestro estado de ánimo; y en la oficina tienen un impacto significativo en el espíritu del clima laboral. Por ejemplo, los colores azul y verde han sido la opción favorita para las paredes de las oficinas ya que están asociados a la creatividad y la innovación, y el rojo a la concentración. De igual forma, una iluminación adecuada, de preferencia natural, puede evitar la fatiga y los dolores de cabeza de los empleados tras estar muchas horas frente a la pantalla del computador.

Fomentar un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida privada. El equilibrio entre el trabajo y la vida privada se ha convertido en el criterio más importante para quienes buscan trabajo y una de las prioridades de los empleadores. Esto puede lograrse de varias maneras; puede ser implementando horarios flexibles, más tiempo de vacaciones, la opción de trabajar desde casa, etc.

Fomentar una buena cultura de empresa. El funcionamiento interno de la empresa tiene un impacto significativo en el clima laboral. Es algo en lo que hay que trabajar constantemente. Construir una cultura empresarial saludable requiere la participación de cada uno de los miembros de la empresa. Es importante que los empleadores y directivos demuestren y fomenten valores que apoyen el crecimiento de los empleados y los motiven a dar lo mejor de sí mismos.

Promover la diversidad en la empresa. Cuando se reúnen personas de diferentes regiones, etnias, tradiciones y estructuras sociales, aportan ideas nuevas y únicas a la cultura de la empresa, brindándole una nueva perspectiva sobre los asuntos y diferentes formas de resolver los problemas. Y el resultado es una perspectiva global y una cultura sólida que ayuda a la empresa a largo plazo. 

Fomentar el trabajo en equipo. De esta manera los empleados tendrán la oportunidad de comunicarse y fomentar las ideas con sus compañeros de trabajo en lugar de estar solos en un cubículo. Es importante felicitar al equipo después de haber completado una tarea y asegurarse de tomar nota de las contribuciones de cada miembro de éste. 

Ofrecer sesiones de capacitación. Al ofrecer sesiones de capacitación dará a los empleados la oportunidad de aprender nuevas habilidades. Esto puede ayudar no solo a mantener la productividad, sino que hará que se sientan valorados.