Presencia Global

Plataforma Disponible 24/7

+56 2 2405 4555

evalart@evalart.com

Preguntas para una buena Entrevista Estructurada

Una entrevista estructurada es una manera estandarizada de entrevistar a los candidatos de trabajo basada en las necesidades específicas del trabajo que están solicitando. A los candidatos se les hacen las mismas preguntas en el mismo orden. Todos los candidatos son comparados usando la misma escala.

Las preguntas de entrevista estructuradas son previamente formuladas por los empleadores, quienes las utilizan para obtener información específica y datos de cada candidato, utilizando la misma secuencia de preguntas. Esta estrategia nos ayuda evitar la influencia de aspectos que no tengan relación con el puesto al elegir al candidato indicado y de lograr una evaluacion consistente para todos los evaluados.

¿Pero qué tipo de preguntas se hacen en este tipo de entrevistas? A continuación, recopilamos algunos ejemplos que le ayudarán al momento de desarrollar preguntas la próxima vez que realice una entrevista estructurada:

Preguntas generales

Lo principal sería pedirle al candidato que hable de sí mismo de forma breve y concisa, pero proporcionando los aspectos más destacados de su educación y experiencia laboral. Cada candidato debe estar listo para esta pregunta.

La idea es formular preguntas que se centren en los antecedentes y educación de cada candidato y su relevancia para el puesto. Estas preguntas pueden incluir: «¿cómo siente que su licenciatura le sería útil para desenvolverse en esta posición?» o “¿qué le trae por aquí?”

Sin embargo, es importante destacar que, aunque la entrevista inicie con preguntas generales, se debe evitar llenar al candidato de preguntas generales que no tengan relación con el puesto. Desarrolle preguntas específicas de rol para ver si los candidatos cumplen con los requisitos de un puesto.

Preguntas de experiencia

Enfóquese en las preguntas relacionadas con las responsabilidades de la posición. Por ejemplo, si el puesto al que aspira el candidato está relacionado con ventas, formule preguntas específicas como: «¿por qué la personalidad es tan importante para hacer una venta?» Estas preguntas proporcionan respuestas honestas a las preguntas que solo conocen los trabajadores con experiencia.

Preguntas conductuales y situacionales

Formule preguntas que le permitan obtener información sobre el comportamiento y las acciones situacionales de un candidato. Las preguntas conductuales y situacionales son buenas opciones cuando se quiere escuchar respuestas más largas y obtener más información acerca de los candidatos, especialmente cuando se quiere conocer más acerca de la ética y sentido de compromiso del individuo. Es recomendable buscar situaciones que surjan a menudo en su profesión.

Un ejemplo de pregunta podría ser: «¿cómo ha manejado las situaciones difíciles con sus compañeros de trabajo o clientes?» o «hábleme de su peor jefe o compañero de trabajo». Este tipo de preguntas ponen al candidato en el lugar de empleado y demuestra si puede ser discreto y profesional incluso en una situación incómoda.

Ya que estas preguntas suelen ser hipotéticas, le permitirán averiguar qué tan bueno es el candidato al ponerse en los zapatos del empleado que ocupa el puesto. Puede abordarlo con preguntas como: «¿cómo lidiaría con un cliente enojado?», «¿cómo manejaría una fecha límite que no puede completar solo en el marco de tiempo determinado?» o «¿cómo maneja las situaciones estresantes?»

Incluso puede incluir preguntas como: “Cuénteme de una vez se enfrentó a un dilema ético en el trabajo. ¿Qué decidió y cuál fue el resultado?” y “Si descubriera que su supervisor está rompiendo el código de conducta de la compañía, ¿qué haría?”, éstas le ayudarán a conocer mucho acerca de la ética del candidato.

Objetivos personales y profesionales

Cada empresa tiene una personalidad diferente, por así decirlo; por eso también es importante preguntarle al candidato qué ambiente laboral le sienta mejor. La respuesta del candidato le permitirá ver qué tan bien encajaría su personalidad con la de la empresa.

Otra buena forma de averiguarlo sería preguntándole cuáles son sus expectativas de esta oportunidad. Averiguar lo que el candidato espera de usted también le puede decir algo de la personalidad del candidato y qué tan bien encajaría con el ambiente laboral que se le ofrece.

Llegado el final de la entrevista, puede concluirla preguntando algo como: «¿Qué más te gustaría que supiéramos?», esta pregunta permite al candidato abordar los puntos que pueden no haber sido abordados durante la entrevista, los cuales le pueden decir mucho más acerca de la persona, pues nos estará diciendo algo que le parece útil recalcar.

Al formular las preguntas, recuerde:

  • Tener cuidado con las respuestas estándar. Estas son las respuestas que el candidato da porque piensa que son lo que se espera de él. Busque un candidato bien preparado que responda a las preguntas basadas en su propia vida y experiencias personales.
  • Leer detenidamente las preguntas para asegurarse de que ninguna de éstas pueda ser respondida con un » sí » o «no». Las preguntas de entrevista estructuradas requieren respuestas completas.