Presencia Global

Plataforma Disponible 24/7

+56 2 2405 4555

evalart@evalart.com

Pruebas de Liderazgo en Selección de Personal

Compartir con:

FacebookTwitterGoogleLinkedIn


El liderazgo es un constructo interesante que se ha hecho muy popular en los últimos 20 años. A medida que la industria crece, preguntas como «¿Quién es un buen líder? y «¿Cómo reconocer a una persona con habilidades de liderazgo?» se hacen cada vez más comunes en la comunidad.

Investigadores de diferentes campos, como la psicología, la sociología y las ciencias políticas, han tratado de explicar las características del liderazgo y predecir el comportamiento de un buen líder. Estos enfoques han abarcado rasgos y habilidades del líder, comportamientos y actividades del líder, poder e influencia del líder, determinantes situacionales del comportamiento del líder y el liderazgo como proceso atribucional (por ejemplo, Bass, 1985, 1990; Conger, 1999; Dansereau, Graen, & Haga, 1975; Fiedler, 1978; House, 1971, 1999; Kouzes & Posner, 2002; Stogdill, 1948, 1974; Yukl, 1989).

A pesar de que se ha realizado un gran número de estudios sobre liderazgo, éste sigue siendo un tema interesante para las investigaciones.

Dado que la comunicación está creciendo en importancia estratégica para todo tipo de organizaciones en todo el mundo, la función directiva de las relaciones públicas ha llevado la importancia del liderazgo al frente del desarrollo profesional. Además, una mejor comprensión de las cualidades y dimensiones del liderazgo en las relaciones públicas puede ayudar a fortalecer el desarrollo de los líderes en el campo y aumentar el valor de la profesión para las organizaciones (Meng, J., Berger, B. K., Gower, K. K., & Heyman, W. C. (2012)).

El enfoque por rasgos

Durante la primera mitad del siglo XX, el enfoque más popular fue el «enfoque por rasgos». Este enfoque se basa en el estudio de la personalidad, los motivos, los valores y las habilidades de una persona que podrían hacer de ella un buen líder. El origen de este método comienza en la Psicología de la personalidad. Los seguidores de esta técnica compararon los rasgos de las personas que se considera que tienen habilidades de liderazgo en un porcentaje más alto que el promedio (como los presidentes y directores ejecutivos) con los rasgos que exhiben los no líderes.

Aunque el enfoque de rasgos ha sido una corriente importante en la investigación del liderazgo, tiene debilidades inherentes. Por ejemplo, el esfuerzo masivo de investigación en el enfoque de rasgos no ha logrado localizar ningún rasgo que garantice un liderazgo y una sucesión efectivos. También ha descuidado en gran medida la pertinencia de los rasgos y las situaciones. Otra crítica importante es que el enfoque de rasgos no reconoció la importancia de los seguidores en el proceso de liderazgo. (Meng, J., Berger, B. K., Gower, K. K., & Heyman, W. C. (2012).) Factores como los rasgos de personalidad de los seguidores, los de aprendizaje de éstos en el lugar de trabajo y su comportamiento en los grupos de trabajo afectan el proceso de liderazgo y sus resultados (por ejemplo, Dansereau et al., 1975; Graen, 1976). Por lo tanto, aunque los rasgos todavía se consideran importantes, la atención en la investigación del liderazgo se ha desplazado hacia la interacción de los rasgos, las situaciones y el impacto de los comportamientos de los seguidores con respecto al liderazgo.

Enfoque conductual

El objetivo de este enfoque es la creencia de que el líder es hecho por sus acciones (en un lugar de trabajo, escuela, comunidad) y sus acciones resultan en el número de seguidores. Aunque algunos teóricos de la conducta han usado diversos términos para clasificar los estilos de liderazgo, dos tipos principales de conductas son estudiados con mayor frecuencia: conductas orientadas a las tareas y conductas orientadas a las relaciones (Bratton et al., 2005). El líder orientado a la tarea se ocupa de descubrir qué actividades son típicas del trabajo administrativo y del proceso de toma de decisiones administrativas y resolución de problemas (por ejemplo, McCall & Kaplan, 1985; Yukl, 1989). El enfoque conductual orientado a las relaciones se centra más en las relaciones entre líderes y seguidores durante la tarea de llevar a cabo el proceso, tales como mostrar respeto y apoyo a los seguidores (por ejemplo, Kotter, 1982; Mintzberg, 1973, 1979).

Aunque los autores de este enfoque dieron una imagen más amplia y detallada de un líder, todavía tiene sus deficiencias. Nos ayudó a entender qué tipos de líderes tenemos, pero aun así no pudimos encontrar una respuesta universal a qué tipo de rasgos y comportamiento tiene que mostrar el líder.

Rasgos de personalidad de un líder

Hay varios rasgos y habilidades tradicionales comunes (Katz & Kahn, 1978; Stogdill, 1974; Yukl, 1971, 1998) que se cree que son parte de la mayoría de los líderes. Las pruebas de personalidad modernas centradas en medir las habilidades de liderazgo incluyen preguntas relacionadas con asertividad, determinación, cooperación, autoconfianza e inteligencia emocional.

Inteligencia emocional

Uno de los temas controvertidos en psicología y otras ciencias es la inteligencia emocional. Las investigaciones demostraron que la inteligencia emocional puede ser una de las características importantes de un líder.

Mayer et al (2000) propusieron que un alto nivel de inteligencia emocional podría permitir a un líder estar mejor capacitado para monitorear cómo se sienten los miembros del grupo de trabajo y tomar las medidas apropiadas (Kerr, R., Garvin, J., Heaton, N., & Boyle, E.., 2006) Sorprendentemente, dada la popularidad del concepto, la mayor parte de la investigación publicada que investiga los resultados de la IE y el desempeño se ha realizado en condiciones de laboratorio, utilizando poblaciones de muestras de estudiantes (Lopes et al., 2004), o ha adoptado un modelo mixto de la IE dentro de su metodología de investigación. Los estudios que han aplicado el modelo de habilidades en contextos organizacionales han encontrado resultados mixtos. La investigación de Weinberger (2002) sobre la relación entre la IE y el liderazgo transformacional, utilizando el MSCEIT y el cuestionario de liderazgo multifactorial (Bass y Avolio, 1995), no encontró correlaciones significativas dentro de las muestras de un grupo de 138 gerentes. Rosete y Ciarrochi (2005) estudiaron a 41 gerentes de servicio público australianos para explorar la relación entre la inteligencia emocional basada en la capacidad (MSCEIT), la personalidad (16PF), la inteligencia cognitiva (WASI) y la efectividad del liderazgo. Encontraron que las puntuaciones más altas de inteligencia emocional estaban asociadas con una mayor efectividad de liderazgo

Asertividad

La asertividad es vista como una dimensión que describe la tendencia de las personas a hablar, defender y actuar de acuerdo a su propio interés y valores, preferencias y objetivos (cf. Costa & McCrae, 1992; Wilson & Gallois, 1993). Las personas altamente asertivas a menudo se salen con la suya, al menos en términos de beneficios instrumentales a corto plazo. En las organizaciones, las personas asertivas tienden a ser vistas por otros como más poderosas que los empleados pasivos, y tienden a adoptar posiciones estructuralmente más ventajosas en las redes sociales (Daniel R. Ames y Francis J. Flynn, 2012). Algunas investigaciones han demostrado que ciertos comportamientos ocupan varios puntos en un continuo de asertividad que va desde la pasividad y la sumisión hasta la agresividad y la hostilidad (por ejemplo, Wilson & Gallois, 1993).

Un estudio exploró cómo aparece cierto término en el uso general. El uso diario del término «asertivo» posee etiquetas adheridas a una amplia gama de niveles de comportamiento. Por lo tanto, la baja asertividad puede referirse a mostrar deferencia injustificada, la asertividad alta puede referirse a perseguir objetivos beligerantemente, y la asertividad moderada puede referirse a defenderse contra la imposición y a hacer reclamos legítimos activamente. Adoptamos esta visión dimensional en el presente artículo (Daniel R. Ames y Francis J. Flynn, 2012).

El liderazgo es un tema interesante, y probablemente lo seguirá siendo durante bastante tiempo. Los modelos que usamos ahora definitivamente pueden ayudarnos a entender partes de los rasgos de personalidad que son característicos de un líder y si lo que necesita es una prueba para evaluar candidatos con habilidades de liderazgo, puede utilizar la Prueba de Liderazgo de Evalart que evalúa los factores mencionados en este artículo.