Presencia Global

Plataforma Disponible 24/7

+56 2 2405 4555

evalart@evalart.com

Test de Moss para Líderes

Share with:


Esta prueba psicométrica es utilizada con frecuencia en los procesos de selección de personal.  El test está orientado a aquellos reclutamientos donde la vacante a cubrir requiere un buen desempeño en roles de liderazgo y toma de decisiones. 

El Test de Moss es trascendental para la captación de buenos líderes que impulsen  el buen funcionamiento de las empresas.

El liderazgo se define como la capacidad para influir en los demás para el alcance de un objetivo común. El ejercicio del liderazgo genera a voluntad una ascendencia en los equipos. Los objetivos son formulados y planificados, su logro es de beneficio común y satisface las necesidades del equipo y de la organización. 

La prueba es acreditada a Rudolf y Berenice Moss en el año 1979, ambos egresados de la Universidad de Stanford. El test surge para intentar satisfacer el progresivo requerimiento y necesidad de reclutar al personal idóneo para la gestión supervisión y gerencial.

 A este test se le hizo una adaptación para Latinoamérica en el año 1989.

Importancia de los test de liderazgo

Los tests de liderazgo están orientados a apoyar el proceso de reclutamiento y selección del personal identificando sus competencias para liderar, planificar, dirigir e interrelacionarse con sus subordinados.

En general, estos test están perfilados para medir diferentes factores definidos. Modernamente se han añadido factores como inteligencia emocional, autoconfianza y visión de futuro.

Una equivocación frecuente en la que incurren algunos gerentes de reclutamiento y selección es la contratación en base a las habilidades que sean relevantes para el trabajo. 

Una empresa que selecciona a un líder de equipo para sus desarrolladores de aplicaciones de computación, se ve tentado a limitar su búsqueda entre los candidatos con mucha experiencia en programación usando un lenguaje informático específico. 

En realidad, debe buscar señales de que el aspirante será un buen líder del personal existente, en lugar de buscar al candidato que supere al resto del equipo en términos de experiencia en codificación.

Las llamadas habilidades blandas, como la comunicación, formulación de objetivos y capacidad de delegar de manera efectiva son vitales para el éxito de un gerente, y con frecuencia pueden ser mucho más importantes que las habilidades específicas del trabajo.

Es generalmente aceptado que el éxito o el fracaso de una organización dependen en gran parte del liderazgo. Al aplicar la prueba de Moss, el personal de recursos humanos encargado del proceso de selección de personal estará en capacidad de identificar qué aspirantes son los más competentes para ocupar vacantes de supervisión y manejo de conflictos.

Aplicación del test de Moss

El test contiene 30 preguntas o situaciones a ser respondidas o resueltas entre 15 y 20 minutos. Cada interrogante tiene cuatro posibles respuestas y el aspirante deberá seleccionar una. La prueba es factible de realizarse de forma individual o colectiva. 

Mediciones del test de Moss

La prueba Moss mide la conducta del sujeto en circunstancias que requieren control y supervisión  de subalternos. Esta prueba mide y evalúa:  

  • Habilidad del sujeto para el ejercicio de funciones supervisorias (interacción con los demás; los cuales es capaz de conducir a través de su influencia y poder, competencias para definir y alcanzar metas y objetivos, y habilidad para controlar y dirigir al equipo de trabajo).
  • Toma de decisiones y relaciones humanas (capacidad para la toma de decisiones sobre la asignación de actividades y tareas, metodología para el alcance de los objetivos y solución de problemas del equipo en cuanto a factores de calidad).
  • Manejo de problemas interpersonales (compromiso con el establecimiento de adecuadas relaciones interpersonales y una efectiva comunicación y escucha activa).
  • Facilidad para el establecimiento de relaciones interpersonales (atracción para el planteamiento de problemas de parte de los supervisados, habilidad para aconsejar).
  • Sentido común y rapport en las relaciones interpersonales (generar confianza en los subordinados para identificar problemas, sintonía y compatibilidad emocional y psicológica).

Evaluación de resultados

El resultado del test ayudará a determinar quién de los candidatos presenta las mejores competencias de liderazgo, toma de decisiones y capacidad para establecer buenas relaciones interpersonales.

Precisión del test de Moss

Para muchos especialistas esta prueba es considerada como una de las mejores para seleccionar personal supervisorio y gerencial, puesto que permite pronosticar conductas y logros futuros. 

Sin embargo, algunos especialistas recomiendan que las organizaciones refuercen la prueba con otros tests psicométricos a fin de garantizar la selección adecuada.

Importancia de contratar buenos líderes

El  éxito organizacional requiere de la selección de líderes eficientes y productivos. La contratación de líderes adecuados es una de las decisiones más importantes que puede tomar una empresa.

Los buenos líderes atraen a otros talentos (generalmente los mejores), mejoran la productividad de sus subalternos, ayudan a mejorar el desempeño empresarial y contribuyen con una cultura organizacional que se orienta hacia un éxito estable y duradero.

Existe una diferencia muy importante entre un equipo talentoso y habilidoso y un equipo que sabe ganar. Los buenos líderes saben lo que se requiere para obtener el éxito.  

La diferencia entre el éxito y el fracaso es el buen liderazgo. Los buenos líderes buscan y encuentran la forma de ser exitosos, evolucionan sus enfoques y tienen resiliencia para superar la adversidad. Además, son fuente inagotable de inspiración para sus subordinados.

Es posible que la mejor opción para el equipo de liderazgo de su empresa pueda estar ya empleado en otra organización. De allí lo importante de hacer de su empresa una organización de prestigio que sea atractiva para la captación de los mejores talentos.

Para concluir podemos decir que la selección de buenos líderes es vital para las organizaciones empresariales. La prueba de Moss ayuda a la gestión del desarrollo del talento humano en el proceso de reclutamiento y selección, especialmente para determinar qué candidatos son los más aptos para una posición supervisoria o gerencial de acuerdo a sus habilidades y competencias de liderazgo. 

Igualmente, el test de Moss tiene la cualidad de combinar armónicamente la capacidad de un líder para organizar y asignar las actividades y tareas con la capacidad de un gerente para mantener una adecuada relación entre sus subordinados.

Finalmente, el test de Moss tiene validez y precisión. Incluso es considerado por muchos especialistas como uno de los mejores tests para seleccionar personal supervisorio y gerencial, y, además, pronosticar conductas y logros futuros.