Presencia Global

Plataforma Disponible 24/7

+56 2 2405 4555

evalart@evalart.com

Test LIFO

Share with:


Las pruebas psicométricas son una de las herramientas más utilizadas para el proceso de reclutamiento de personal. Ayudan a realizar un diagnóstico, identificar las habilidades, actitudes y valores del candidato con el fin de evaluar su idoneidad para el puesto propuesto. Se dividen en grupos según las características específicas a evaluar.

A continuación, abordaremos una variación de este tipo de pruebas, el test LIFO.

La palabra LIFO se deriva de la combinación de “LIFE “ y “ORIENTATION”. Haciendo referencia a la dirección en temas como estilos de vida y trabajo.

El estilo se evidencia en el comportamiento de una persona, el cual a su vez está determinado por pensamientos e intereses. Definimos el comportamiento como nuestra «respuesta a nuestro entorno» y el estilo es la forma en que respondemos a dicho ambiente.

LIFO muestra las preferencias y orientaciones de una persona (más probables y menos probables) en situaciones cotidianas y en relación con el estrés.

¿Cuál es el objetivo del test LIFO?

El test LIFO tiene como objetivo principal entender el estilo de trabajo de las personas en situaciones normales y bajo condiciones estresantes, para orientarnos sobre las fortalezas y debilidades de la persona evaluada en ámbitos de trabajo en equipo y liderazgo, el test se utiliza como punto de partida con personas especialmente en nivel superior (director de proyecto, gerente o supervisor).

Brinda la oportunidad de identificar las fortalezas y talentos de los evaluados y cómo estos los aplican en sus tareas cotidianas de trabajo. Muestra cómo las personas pueden aumentar su eficacia personal mediante el control y la gestión de sus funciones vitales. Facilita el uso y aplicación de esta gestión del talento en la integración de equipos de trabajo o proyectos, soluciones de proyectos en equipo, planificación y distribución del trabajo.

¿Cuáles estilos de liderazgo evalúa el test LIFO y en que situaciones se evalúan?

LIFO no sugiere que un estilo de liderazgo sea mejor que otro, en su lugar, prioriza cada uno dependiendo las preferencias de cada candidato y ayuda a identificar qué tipo de liderazgo requiere su oferta de trabajo. Como se mencionó anteriormente, dicho test identifica los vínculos directos de estos estilos con las diferentes situaciones de trabajo que se puedan presentar, situaciones de riesgo y cooperación con sus compañeros.

En evalart contamos con una prueba utilizada en los procesos de reclutamiento para establecer el estilo de liderazgo presente en cada candidato.

La prueba LIFO está relacionada con los siguientes 4 estilos de liderazgo u orientaciones de trabajo presentes en los evaluados:

Da y Apoya: Su estilo está basado en la sensibilidad a las necesidades de los demás, la búsqueda de la excelencia y los altos ideales son sus orientaciones básicas, y su integridad y seriedad serán apreciadas buscando obtener buenos resultados. Su objetivo es ser visto como una persona sensible y valiosa.

Toma y Controla: Su función principal es hacer que las cosas sucedan, este tipo de personas hace que las cosas realmente se den y necesita convencer a los demás de su capacidad para lograr sus objetivos de manera constante. Su objetivo es ser visto como un individuo activo y competente.

Mantiene y Conserva: Su orientación básica con este estilo es proteger cuidadosa y racionalmente lo que ya tiene y utilizar los recursos existentes para construir sobre el pasado; trata de utilizar al máximo los recursos para un fin, ser sistemático y organizado es su prioridad. Su meta es ser visto como objetivo y racional.

Adapta y Negocia: Su tendencia básica es ser sensible y adaptarse a los deseos y necesidades de los demás. Al complacer a los demás y satisfacer las necesidades de ellos primero, eventualmente encontrará satisfacer sus propias aspiraciones. su objetivo es ser amado y aceptado por otras personas.

Por otra parte, El test permite analizar el comportamiento del evaluado en las siguientes condiciones:

Condiciones normales (o favorables): Estas situaciones ocurren todos los días sin causar ningún estrés o tensión. Estas pueden ser situaciones en su vida diaria.

Condiciones estresantes (o adversas): Estas situaciones pueden causar estrés o una mayor exaltación. Suelen estar motivadas por algún factor interno o externo que los conlleva a hacer algo fuera de su rutina diaria.

Sin duda, una empresa enfrentará situaciones estresantes en las que necesita a alguien que pueda manejarlas sin poner en peligro los sistemas de trabajo o las personas. Es por eso que LIFO utiliza pruebas psicométricas para encontrar personas con habilidades de liderazgo que coincidan con las necesidades de su empresa, seleccionado las personas más indicadas para las diferentes labores que se puedan llegar a presentar dentro de una compañía.