Presencia Global

Plataforma Disponible 24/7

+56 2 2405 4555

evalart@evalart.com

Test de Raven

Share with:


El test de Raven, también conocido como prueba de matriz progresiva de Raven, es una herramienta muy usada en la medición del razonamiento analógico, la percepción y la capacidad de abstracción.

Consta de 60 preguntas de opción múltiple, cuyas respuestas permiten analizar y evaluar el factor “g” de inteligencia propuesto por Spearman, referido a procesos mentales y cognitivos generales que nos permiten dar respuestas satisfactoriamente a los problemas diarios. Se utiliza en la medición del cociente intelectual y se puede aplicar en niños y adultos.

Aplicación del test de Raven

El test se suele aplicar en los centros educativos y también en las pruebas de selección de personal. Más recientemente, es normal que también forme parte de las pruebas psicotécnicas en los procesos de selección de diferentes profesiones. El test considera una estimación no verbal de la inteligencia fluida.

La prueba consta de 60 preguntas de opción múltiple, clasificadas por orden de dificultad. Pero también hay variaciones: las Matrices Progresivas Coloreadas de Raven (para niños), así como las Matrices Progresivas Avanzadas de Raven (para personas con mayor inteligencia).

Funcionamiento

La evaluación psicológica se hace a través de un conjunto de figuras que se presentan al sujeto para resolver diversas situaciones.  

Se enfoca hacia la creación de un razonamiento mediante el análisis de diferentes figuras que representan distintos mensajes, siendo importante entender que en este caso se trabaja con láminas de matrices progresivas que representan distintos tipos de mensajes que deben ser descifrados por el sujeto, y es allí donde se evalúa su nivel de coeficiente intelectual.    

Uso del test de Raven

Estas pruebas se diseñaron principalmente con fines de investigación. Debido a su independencia lingüística y su sencillez de uso e interpretación, encontraron rápidamente una amplia aplicación práctica.

Troqueles progresivos de colores

Diseñada y desarrollada para niños entre 5 y 11 años, adultos mayores y también para individuos con alguna discapacidad física o compromiso cognitivo.

Esta versión ofrece los dos primeros conjuntos de matrices estándar, con otro conjunto de 12 elementos insertados en el medio. Los elementos mayormente se presentan sobre un fondo de color para que el test sea visualmente estimulante para los sujetos. 

Sin embargo, los últimos elementos del conjunto B se presentan en negro sobre blanco; de esta manera, si un tema supera las expectativas del evaluador, se facilita la transición a los conjuntos de ítems C, D y E de las matrices estándar.

Matrices Progresivas Estándar

La progresiva estándar es la forma original de las matrices. Esta fue publicada en el año 1938. El test tiene cinco sets (desde de la A a la E) de 12 elementos cada uno, con elementos dentro de un solo conjunto que se tornan cada vez más complejos y requieren una capacidad cognitiva cada vez mayor para analizar y resolver problemas.

Un ejemplo del uso de este test lo constituye el hecho que los aspirantes a ingresar a las fuerzas armadas británicas a partir de 1942 tomaron una versión de veinte minutos de las matrices estándar de Raven, y los futuros oficiales también tomaron una versión especialmente adaptada.

En nuestros días, los psicólogos también utilizan las diferentes pruebas de matriz de Raven para diagnosticar problemas de aprendizaje o un alto potencial intelectual. 

Investigaciones recientes concluyen que las personas con autismo generalmente obtienen puntajes más altos en las pruebas Matrix de Raven que en las pruebas de coeficiente intelectual como WAIS y WISC.

Características del test de Raven

El test de Raven tiene unas importantes características:

  • El test puede ser aplicado en forma colectiva o individual. 
  • Se presentan en conjuntos de grupos de matrices de complejidad creciente con respecto a las anteriores.
  • Diseñado y desarrollado para analizar el grado de pensamiento y su capacidad. 
  • Evalúa la capacidad de abstracción y percepción.
  • Analiza acciones del sujeto sobre la resolución de problemas cotidianos.
  • Usado ampliamente en centros educativos y empresas en los procesos de selección, reclutamiento y selección de personal.
  • Su duración es de 60 minutos. 

La precisión de la prueba es aproximadamente entre 0.87 y 0.81 en concordancia con las fórmulas de Kuder-Richardson y a los criterios de Terman-Merill.

Este es un test que se realiza para determinar el grado con el que cuenta el sujeto para solucionar de manera inmediata problemas y situaciones que se presenten en la realidad, a manera de analizar y calificar su rápida respuesta frente a los desafíos.

Es importante señalar, que el diseñador del test, John Raven, dejó expresó que no debería utilizarse esta prueba solo para medir la inteligencia. Más bien, se debería considerar otras fuentes de información para que el test tenga resultados más sólidos y precisos.

Beneficios  

Entre los beneficios del test de Raven, tenemos:

  • Aplicable tanto a adultos como a niños, a personas con alguna discapacidad o problemas de comunicación.
  • No es costoso.
  • Es divertido e interesante.

Una cualidad importante del test es lo rápido con que provee información.

Consideraciones importantes

Las siguientes consideraciones nos permiten conocer mejor el funcionamiento de esta prueba:

  • Esta es una prueba no verbal, que se resuelve de forma intelectual sin necesidad de tener que crear un análisis oral.
  • La prueba es una evaluación psicológica que usa un conjunto de figuras geométricas incompletas y abstractas para el análisis. Esto hace que el sujeto cree una respuesta basada en lo que se le presenta para así medir su nivel de coeficiente intelectual.     

El test de Raven es un instrumento muy usado y eficiente para la medición del razonamiento analógico, la percepción, la capacidad de abstracción y el coeficiente intelectual. Su aplicación es económica, puede resultar interesante y divertida, además de poder ser aplicada a personas con discapacidad y con problemas para comunicarse de manera adecuada.