Presencia Global

Plataforma Disponible 24/7

+56 2 2405 4555

evalart@evalart.com

Test de la Figura Humana

Share with:


El test  de la figura humana para la selección de personal, también llamado el test de Machover; como su nombre lo indica, se basa en el dibujo de una figura humana. Con este test, se pretende identificar importantes rasgos de la personalidad del sujeto.

El test es relativamente simple de realizar para los aspirantes, aunque su evaluación requiere de personal entrenado y calificado.

Las aplicaciones de las pruebas suelen darse en las áreas de selección de personal, al igual que en el área pedagógica y para evaluación de la personalidad del sujeto.

La prueba, como aplicación proyectiva, consiste en dibujar una figura humana como expresión de necesidades o de conflictos específicos. Los aspectos artísticos del dibujo no son tomados en consideración para la evaluación; sino, más bien el tema del dibujo, su posición y dimensión. El costo del test es relativamente bajo y se considera de fácil aplicación.

Peculiaridades del test de la figura humana

Dentro de las bondades atribuidas a esta prueba está el hecho de ser considerada por algunos psicólogos como una prueba efectiva que genera información relevante sobre la personalidad del individuo.

Algunos autores coinciden en el hecho de que debe ser combinada con otras pruebas cuando se utiliza para selección de personal. Igualmente, el personal evaluador debe estar debidamente adiestrado.

Aplicación del test

La prueba de Machover suele ser de utilidad en aquellos sujetos sin mucha formación académica o que presentan dificultad para expresarse en forma oral. Al sujeto le es presentada una pieza de papel, acompañada de lápiz y borrador; y se le dice que haga un dibujo de una figura humana.

El facilitador de la prueba deberá ir registrando, paso a paso, el tiempo tomado para dibujar cada parte del dibujo. Igualmente, es importante registrar las partes que dibujó primero el sujeto. Al finalizar el primer dibujo, se le pedirá dibujar a una persona del sexo opuesto.

Interpretación de la prueba de la figura humana

La experiencia clínica se basa en que, cuando se dibuja una figura humana, ésta está asociada con ciertos conflictos, impulsos y angustias del sujeto. De alguna manera, la figura viene a representar al mismo sujeto.

Figura humana

De acuerdo al género dibujado expresa que las conductas propias de su género son estereotipadas e identificadas. Puede ser un indicador de ambivalencia en la identificación sexual.

La figura dibujada de perfil puede ser indicativa de un escape del entorno o problemas con el medio ambiente.

Cuando es frontal, puede ser un deseo por satisfacer las demandas del entorno, puede ser indicativo de franqueza y estabilidad social.

Dimensión de la figura

Cuando la figura es grande, puede indicar exaltación del ego, y propensión a la fantasía. También denota autocontrol.

Si la figura es pequeña denota sobrevaloración del entorno, posible ocultación, no pasar desapercibido por el entorno y reacción sumisa.

Si es mediana, indica equilibrio emocional.

Posición

Si se ubica en la parte superior de la página, denota inseguridad con tendencia a retraerse; mientras que, si se ubica en la parte inferior, puede indicar pesimismo, inseguridad, tendencia a la depresión y baja actividad física.

A la derecha, indicaría problemas con la autoridad, negativismo y resistencia al cambio.

Si está a la izquierda, indica inhibición, inseguridad e introversión.

Si está en la parte superior izquierda, indica tendencia a retirarse del entorno, necesidad de apoyo y emotividad.

De estar en el ángulo superior derecho, indica la capacidad de enfrentarse al entorno.

Igualmente en otras posiciones de la imagen denotará una tendencia que el evaluador medirá.

Tema de la imagen

Si lo que se dibuja es un personaje ridículo, puede ser indicativo de sentimientos de inferioridad física.

Los  detalles del cuerpo y la disposición de la ropa se pueden interpretar como de acuerdo al significado que el sujeto les da.

El rostro del dibujo

El rostro es la parte más expresiva del dibujo. Frecuentemente es lo primero en ser dibujado. Representa el aspecto social del dibujo.  

El énfasis exagerado en los rasgos faciales indica fantasías contrarrestadas por la agresión y el dominio.

Expresión del rostro

La expresión del rostro es una característica del dibujo sobre la que se evalúa con bastante confianza. Las líneas marcadas con mayor frecuencia se encuentran en el surco nasolabial y la frente.

Las personas subconscientemente dan a la figura una expresión de sorpresa, admiración, agresión,  etc.

Forma de la boca

Si la boca luce muy estresada, puede indicar que la persona es verbalmente agresiva y tiende a irritarse con facilidad.

Muchas formas del dibujo de una figura humana son evaluables por los especialistas.

Precisión de la prueba

De acuerdo a algunos expertos, está comprobado que, cuando se dibuja a una persona, ésta puede representar una profunda expresión de la personalidad de quien lo realiza. Cuando alguien intenta dibujar una persona, tiene que resolver ciertas dificultades y problemas para alcanzar un modelo que le satisfaga.

El test de la figura humana es una forma de psicodiagnóstico usada desde hace más de 60 años. Sin embargo, sus métodos son de uso variado y poco codificados. Con el tiempo, la aparición de algunas publicaciones transformó ciertas especulaciones en reglas frecuentemente aceptadas. 

Algunos autores encuentran las conclusiones del test bastante subjetivas. Por otro lado, el test ocupa el quinto lugar entre los métodos usados, por ejemplo, por cerca del 43% de todos los psicólogos en República Checa. En cuanto a métodos de diagnóstico de la personalidad, el test ocupa el segundo lugar.

Por ser una prueba que pretende psicodiagnosticar a un sujeto a partir de la instrucción de dibujar una figura humana, algunos especialistas opinan que se pueden producir resultados sin una validez rigurosa y de dudosa confiabilidad.

Al hablar de validez, nos referimos a la capacidad de que un instrumento mida lo que debe medir. Si hablamos de un dibujo de una persona, es bien difícil comprobar que un gesto de la boca, el tamaño de los ojos, o lo que se dibuje primero, realmente sea un indicador cabal de aspectos de la personalidad como la agresión u otra característica personal.

Por lo que se concluye que, si bien es cierto que el test es usado desde hace bastante tiempo, no hay consenso generalizado respecto a su validez y precisión.